Santa Coloma, proyecto pionero

Santa Coloma, proyecto pionero

El plan de actuación municipal ‘Renovem els barris’ ha sido seleccionado como buena práctica municipal por laFederació de Municipis de Catalunya (FMC) y la fundación Carles Pi i Sunyer d’Estudis Autonòmics i Locals.

El proyecto ‘Renovem els barris’ supone una forma pionera en la rehabilitación de viviendas, en la que el Ayuntamiento es el 'jefe de obras', que se encarga de buscar los industriales y de hacer el seguimiento de los trabajos, además de hacer de mediador para poner de acuerdo a los vecinos y facilitar diferentes modalidades de pago en función de las economías de las comunidades.

 

"El barrio se hizo en los años 60 y se renovará porque hay muchas carencias. Este proyecto será bueno e importante para el barrio y el Ayuntamiento nos ha puesto todas las facilidades. Estamos muy contentos", explica Carlos Gracia, el presidente de la asociación de vecinos del Fondo, donde se harán las primeras obras de rehabilitación.

Cada propietario deberá asumir unos costes en función de su porcentaje de participación en la comunidad. El Ayuntamiento adelantará el dinero y les propone tres modalidades de pago: la mitad al inicio de las obras y la otra mitad al final, establecer cuotas mensuales o bien que las familias sin recursos puedan cargar la deuda a la hipoteca del inmueble en el registro de la propiedad.

La alcaldesa, Núria Parlon, afirma que "las condiciones económicas de los vecinos de Santa Coloma no son excepcionales y es aquí donde se el Ayuntamiento debe intervenir para hacer posible un proyecto de comunidad". Según Parlon el proyecto debe cumplir su "función social" y de "revertir en el barrio".

Además, para hacer el proyecto más sostenible y accesible a los vecinos, el consistorio impulsa la rehabilitación de la ciudad por zonas, agrupando obras de edificios de un mismo barrio para conseguir mejores precios. Parlon explica que el liderazgo del Ayuntamiento "permite hacer economías de escala para que sea más económico".

UN PARQUE DE VIVIENDAS ENVEJECIDO

La finalidad del proyecto es poner al día todos aquellos edificios viejos en mal estado en la ciudad. En este sentido, se afrontarán problemas de humedades, instalaciones, aislamientos, instalación de ascensores o renovación de fachadas de un parque de viviendas que, mayoritariamente, se construyó entre 1961 y 1970.

De esta época, con entre 45 y 55 años de antigüedad, hay un total de 20.000 viviendas sobre un total de 45.633, lo que representa un 42,72% del total. Por otra parte, hay todavía un 19,2% de viviendas aún más antiguas, mientras que el 37,08% de los pisos de la ciudad se han construido después de 1971.

"Hay que mejorar la calidad de vida de los vecinos para que se sientan más cómodos en su casa", asegura Parlon. Los barrios con mayor concentración de este perfil de viviendas son Fondo, Santa Rosa y el Raval y el proyecto de rehabilitación de viviendas comienza, precisamente, por esta zona.

Durante los próximos dos años se actuará sobre 32 edificios del barrio del Fondo construidos entre 1968 y 1974. Hay un total de 360 viviendas y 26 locales. En concreto, la actuación se llevará a cabo en la calle Pirineus, entre las calles Bruc y Olot, con una inversión de 1,8 millones de euros.

El proyecto prevé acondicionar y pintar fachadas, actuar sobre cubiertas y patios interiores y mejorar la calidad térmica de las viviendas. El objetivo es que en los próximos años esta experiencia se pueda extender a otras zonas de la ciudad con las mismas necesidades.

No hay comentarios

Agregar comentario